Vitrina de Autores Colombianos

Librería digital y taller virtual de escritura creativa

Vitrina de autores colombianos

Si eres un escritor y quieres dar a conocer tu obra al mundo, este lugar es ideal para ti. Una edición digital te ayudará a llegar a una cantidad inestimable de lectores y te abrirá las puertas para futuras publicaciones impresas.
Sé parte de nuestro catálogo de autores, publica en nuestra librería digital y empieza a difundir tu obra en internet.
                  Explora los diversos géneros literarios, amplía tus                          conocimientos y mejora tu nivel de redacción.
                   Descubre la oferta de cursos, que el taller virtual                                           de escritura tiene para ti.

¿Cuál es nuestro propósito?

Este espacio fue creado con la finalidad de visibilizar e impulsar la obra de las nuevas voces literarias que están surgiendo en Colombia.

Invito a la comunidad de autores, a unirse a esta iniciativa, que tiene entre sus objetivos, ayudar a comercializar la obra de escritores que ya han sido publicados y servir de trampolín, para aquellos que están dando sus primeros pasos.

Uno de los propósitos más ambiciosos de este proyecto, es construir una gran comunidad virtual que respalde y brinde difusión a la obra de los autores, se trata de aunar esfuerzos y crear una red de contactos, sumando las redes sociales de todos.

Librería digital

En nuestra librería digital, los autores pueden decidir cuál es la mejor manera de dar a conocer sus obras, a través de las siguientes opciones:

1) Publicar su obra de forma gratuita, para ser leída online.

2) Comercializar su obra en formato digital.

3) Comercializar su obra mediante envío a cualquier ciudad del país.

Annelies Marie Frank, conocida en español como Ana Frank, fue una niña alemana con ascendencia judía, mundialmente conocida gracias al Diario de Ana Frank, la edición de su diario íntimo. Ana comenzó a escribir en su diario el día en que cumplió los trece años y la mayor parte la escribió en la casa, en la que estuvo escondida más de dos años y medio, durante la ocupación nazi en Holanda. La casa todavía existe, es un museo en  el cual, se expone su diario, se llama: La Casa de Ana Frank.

La luz. Ernesto se levanta del escritorio para encenderla. Esta hora siempre lo llena de zozobra. El cielo se pone lívido y las nubes parecen apurarse, como la gente que en la calle corre para alcanzar el colectivo. Los fluorescentes parpadean antes de iluminar la oficina, mientras Ernesto termina de anotar números en una planilla. La dobla y la deposita en el cajón. Se pone el saco y sale. En el vestíbulo del edificio, el portero toma café con bizcochos. Se le hizo tarde otra vez, le dice, tocándose la gorra a manera de despedida. Él le responde encogiéndose de hombros. Habrá que tomar un taxi, qué remedio, sin auto y a esta hora. No está acostumbrado a caminar en el centro. Normalmente, entra y sale en auto. Con el tránsito si sabe defenderse. En cambio a pie tropieza con la gente, pisa la mercadería de los ambulantes, roza las paredes inmundas.

Eckels miró en el otro extremo de la vasta oficina la confusa maraña zumbante de cables y cajas de acero, y el aura ya anaranjada, ya plateada, ya azul. Era como el sonido de una gigantesca hoguera donde ardía el tiempo, todos los años y todos los calendarios de pergamino, todas las horas apiladas en llamas. El roce de una mano, y este fuego se volvería maravillosamente, y en un instante, sobre sí mismo. Eckels recordó las palabras de los anuncios en la carta. De las brasas y cenizas, del polvo y los carbones, como doradas salamandras, saltarán los viejos años, los verdes años; rosas endulzarán el aire, las canas se volverán negro ébano, las arrugas desaparecerán. Todo regresará volando a la semilla, huirá de la muerte, retornará a sus principios; los soles se elevarán en los cielos occidentales y se pondrán en orientes gloriosos, las lunas se devorarán al revés a sí mismas, todas las cosas se meterán unas en otras como cajas chinas, los conejos entrarán en los sombreros (…) 

Escrita en 1866, por el autor ruso Fedor Dostoyevski. Crimen y Castigo es una novela que puede incluirse en el género policiaco; sin embargo, se diferencia en su estructura del tipo de tramas en las que el clímax consiste en descifrar quién es el asesino, como en el caso de las novelas de Agatha Christie, puesto que aquí no hay misterio respecto a su identidad, y lo que prima es la exploración psicológica de los conflictos que atormentan y obsesionan a los personajes. Sus páginas ejercen un poder magnético sobre el lector, llevándolo ávidamente, por una historia de caída, purgatorio y redención.

 

Desde que era niño siempre le fascinaron los castillos de naipes. Admiraba su arquitectura sutil. Grandes artefactos en los que cada pieza debe guardar perfecto equilibrio con las demás, para que la estructura no colapse. Sin embargo, basta un leve movimiento de una de las cartas para que todo se derrumbe. Finalmente, lo sabía. Y la frustración desató una compulsión mayor, la manía de resolver anagramas, para tener la certeza de que son múltiples las opciones y el caos es el preámbulo de un nuevo orden.

Vi en el reloj de la pequeña estación que eran las once de la noche pasadas. Fui caminando hasta el hotel. Sentí, como otras veces, la resignación y el alivio que nos infunden los lugares muy conocidos. El ancho portón estaba abierto; la quinta, a oscuras. Entré en el vestíbulo, cuyos espejos pálidos repetían las plantas del salón.

Curiosamente el dueño no me reconoció y me tendió el registro. Tomé la pluma que estaba sujeta al pupitre, la mojé en el tintero de bronce y al inclinarme sobre el libro abierto, ocurrió la primera sorpresa de las muchas que me depararía esa noche. Mi nombre, Jorge Luis Borges, ya estaba escrito y la tinta, todavía fresca.

Échale un vistazo a nuestros cursos de cuento

Microcuentos y Relatos breves

Buscando en su bolsa la receta de la capirotada, la señora Rodríguez descubrió el manuscrito del texto «La señora Rodríguez».

El Espiral

Regresé a casa en la madrugada, cayéndome de sueño. Al entrar, todo obscuro.

Ante la ley

Ante la Ley hay un guardián. Hasta ese guardián llega un campesino y le ruega que le permita entrar a la Ley.

Buitres

Érase un buitre que me picoteaba los pies. Ya había desgarrado los zapatos y las medias y ahora me picoteaba los pies.

La verdad sobre Sancho Panza

Sancho Panza, que por lo demás nunca se jactó de ello, logró, con el correr de los años (…)

SERVICIOS DE NUESTRA PLATAFORMA

Librería digital

¿Cómo funciona?

Si quieres hacer parte de esta iniciativa y publicar tu obra en nuestra plataforma, el proceso es muy sencillo, envíanos tu manuscrito para ser revisado y contará con los servicios editoriales que ofrecemos, es decir, corrección ortográfica y de estilo, acompañamiento al autor para desarrollar el verdadero potencial de su texto, asesoría en cuanto a redacción, coherencia argumentativa, calidad de las ideas, enriquecimiento del lenguaje, etc. También podemos explorar opciones multimedia como imágenes, audios, videos y material bibliográfico, para afianzar la idea central de tu texto y transmitirlo con mayor expresividad al público.

Como puedes notar, los autores interesados en participar en nuestro proyecto cuentan con grandes ventajas, a las cuales podrán acceder mediante un intercambio básico, una especie de trueque: para disfrutar de los servicios editoriales y tener tu obra publicada, lo único que pedimos es que te involucres activamente en la producción de material multimedia, para que podamos compartirlo en nuestras redes sociales y así construir una gran comunidad virtual.

Puedes contribuir con recursos muy diversos, como por ejemplo, reseñas literarias o artículos en los que analices obras literarias que te hayan impactado y quieras compartir tus reflexiones, también puedes enviar artículos críticos sobre cine, comentarios bien argumentados sobre alguna película que creas relevante; videos, frases célebres acompañadas de una imagen sugestiva, dibujos artísticos, caricaturas; en fin, todo es cuestión de imaginación y creatividad.

Este proyecto se basa en el trabajo colaborativo, nuestro propósito es convocar a personas emprendedoras y talentosas, para formar un gran equipo de trabajo orientado hacia la consecución de un bien común: impulsar la producción literaria de nuevos talentos.

 

Para cumplir con nuestras metas, se ofrecen los siguientes servicios:

Servicios editoriales: corrección ortográfica y de estilo, asesoría al autor.

En el apartado “Catálogo de autores”, se publicará la biografía de los autores, acompañada de su respectiva fotografía.

Se publicará una breve reseña de las obras del autor, además de otros documentos que este considere oportunos, como entrevistas, videos, fotos, etc.

Una oferta educativa de cursos virtuales en los diversos géneros literarios.

Publicidad en nuestras redes sociales, Facebook, Instagram y Twitter. 

Biblioteca digital

¿Qué tipo de obras publicamos?

Todos los géneros literarios: poesía, narrativa (cuento, novela), género dramático (obras de teatro), géneros periodísticos o de no-ficción (ensayo, crónica, reportaje, entrevista)

 

Los buques suicidantes

Resulta que hay pocas cosas más terribles que encontrar en el mar un buque abandonado. Si de día el peligro es menor, de noche el buque no se ve ni hay advertencia posible: el choque se lleva a uno y otro.

Estos buques abandonados por a o por b, navegan obstinadamente a favor de las corrientes o del viento; si tienen las velas desplegadas. Recorren así los mares, cambiando caprichosamente de rumbo. No pocos de los vapores que un buen día no llegaron a puerto, han tropezado en su camino con uno de estos buques silenciosos que viajan por su cuenta. Siempre hay probabilidad de hallarlos, a cada minuto. 

Ficciones al vuelo

En este libro de cuentos “Ficciones al Vuelo”, el lector podrá encontrar dieciocho historias con diferentes tópicos y temáticas. Hay relatos de ficción, que tienen una puerta giratoria a nuestra realidad actual, con las nuevas tecnologías y la dependencia que ha generado en el ser humano, en cuentos como “El apego”.

Existen historias donde se demuestra la estigmatización de poblaciones a raíz de enfermedades, que llegaron a considerarse malditas, “La justicia de los desterrados”. En este relato predomina esa marginación a que son llevados personas inocentes, sólo por el hecho de considerarlos erróneamente un peligro público; asemejando la persecución que, en años posteriores, efectuaran los nazis, durante Segunda Guerra Mundial.

La aventura de un empleado

Una vez, Enrico Gnei, empleado, pasó una noche con una mujer guapísima. Al salir de la casa de la señora, temprano, el aire y los colores de la mañana primaveral se desplegaron ante él, frescos, tonificantes y nuevos, y le parecía que caminaba al son de una música.

Es preciso decir que Enrico Gnei debía aquella aventura sólo a un afortunado cúmulo de circunstancias: una fiesta de amigos, una disposición particular y pasajera de la señora –por lo demás mujer controlada y que no se abandonaba con facilidad–, una conversación en la que él se había sentido insólitamente cómodo, la ayuda –por una y otra parte– de una ligera exaltación alcohólica, fuese real o simulada, y también una combinación logística apenas forzada en el momento de la despedida: todo esto, y no la atracción personal de Gnei –o en todo caso sólo su apariencia discreta y un poco anónima que podía designarlo como compañero no comprometedor o llamativo–, había determinado la inesperada conclusión de la noche.

Arrepentimiento

El señor Saval acaba de levantarse. Llueve. Es un triste día de otoño; las hojas caen lentamente con la lluvia, formando también una lluvia más apretada y más lenta. El señor Saval no está satisfecho. Va de la chimenea a la ventana y de la ventana a la chimenea. La vida tiene días tristes, y para el señor Saval en adelante solo tendrá días tristes, porque ha cumplido sesenta y dos años. Está solo, soltero, sin familia, sin nadie que se interese por él. ¡Es muy triste morir aislado sin dejar un afecto profundo

Vive con su madre; viven los dos, el joven y la vieja, tranquilamente, sin desear nada. Pero la madre muere también. ¡Qué triste vida! Y el hijo queda solo. Envejece y morirá cualquier día. Desapareciendo él, todo habrá terminado; todo, ni rastro de Pablo Saval sobre la tierra. ¡Qué terrible cosa! Y otros vivirán, amarán, reirán

Es una colección de nueve cuentos sobre diversos temas, como la búsqueda del sentido de la vida, aprender a convivir con el absurdo, los conflictos cotidianos que nos aquejan, recuerdos reprimidos, etc. Sus personajes hablan desde atmósferas oníricas, desde la muerte, y replanteándose los valores del diario vivir… Un libro para entablar un diálogo consigo mismo y reconocer que todo nuestro entorno es un espejo de nuestro interior.

Si comparamos al héroe trágico contemporáneo con el héroe antiguo, veremos que no hay grandes diferencias; es cierto que ya no nos tropezamos con dragones, harpías, esfinges u otra suerte de monstruos legendarios, ni ostentamos superpoderes como los personajes de cómics, tampoco tenemos garantizada la victoria ante las adversidades, y sin embargo, el camino del héroe es el mismo… una metáfora imperecedera ante la cual podemos vislumbrar nuestra propia vida.

Ya no sé quién dijo, una vez, hablando de la posible definición de la poesía, que la poesía es eso que se queda afuera, cuando hemos terminado de definir la poesía. Creo que esa misma definición podría aplicarse a lo fantástico, de modo que, en vez de buscar una definición preceptiva de lo que es lo fantástico, en la literatura o fuera de ella, yo pienso que es mejor que cada uno de ustedes, como lo hago yo mismo, consulte su propio mundo interior, sus propias vivencias, y se plantee personalmente el problema de esas situaciones, de esas irrupciones, de esas llamadas coincidencias en que de golpe nuestra inteligencia y nuestra sensibilidad tienen la impresión de que las leyes, a que obedecemos habitualmente, no se cumplen del todo o se están cumpliendo de una manera parcial, o están dando su lugar a una excepción.

26 de abril de 1986. Explota el reactor del edificio del cuarto bloque energético de la Central Eléctrica Atómica de Chernóbil (CEA), ubicada cerca de la frontera bielorrusa, en lo que se conoce como la Antigua Unión Soviética. No se trató de una conspiración que el Estado hubiera tramado a escondidas del pueblo, sino parte de un programa para industrializar toda la Unión Soviética, llevando electricidad a bajo costo a sus zonas agrícolas; el plan incluía construir numerosas centrales atómicas en la extensión del vasto territorio, algunas de las cuales se llevaron a término y funcionan actualmente. Svetlana Alexievich, la periodista y escritora bielorrusa, ganadora del Premio Nobel de Literatura en 2015; después de hacer una exhaustiva investigación, logra trasladar a esta gran crónica, que es “Voces de Chernóbil”, los testimonios de más de quinientas personas que se vieron afectadas con la tragedia; habitantes de la aldea de Prípiat y regiones aledañas como Gómel y Moquiliov…

Bueno, desde luego. Yo hice todo mi bachillerato en Ginebra, durante la primera guerra mundial. Es decir que durante muchos años, el francés fue, no diré el idioma en el que yo soñaba o en el que sacaba cuentas, porque nunca llegué a tanto, pero sí un idioma cotidiano para mí. Y desde luego la cultura francesa ha influido en mí, como ha influido en la cultura de todos los americanos del Sur, quizá más que en la cultura de los españoles. Pero hay algunos autores que yo quisiera destacar especialmente (…) 

Publica en nuestra Librería Digital

Nuestra Librería Digital es una tienda online, en la que podrás publicar tu obra en formato digital y empezar a comercializarla. Ayúdanos a construir una gran comunidad virtual.

Contáctanos

E-mail: info@vitrinadeautorescolombianos.com Whatsapp: 3117859429 Manizales-Caldas.

Horario de atención

Recibimos tus consultas todos los días de la semana. Te estaremos respondiendo en un lapso de máximo 24 horas.

ESCRIBE CON NOSOTROS

Envíanos las reseñas literarias de tus libros preferidos o artículos sobre las películas que más te han impactado. Si haces dibujos artísticos, caricaturas y demás, permite que el público disfrute de tu talento.

Ayúdanos a construir un gran comunidad virtual, en la que puedas interactuar con seguidores y ser visible como artista.

info@vitrinadeautorescolombianos.com